Arrugas: síntomas, causas, diagnóstico, tratamientos y remedios naturales

Las arrugas son los signos del envejecimiento de la piel, pequeños surcos más o menos profundos que residen en la piel más seca y menos elástica de mujeres y hombres de edad avanzada. El origen de las arrugas no sólo se debe al avance de la edad, sino que también está vinculado a factores tanto genéticos como de hábitos, como el tabaquismo, la exposición a la luz solar o artificial, el estrés, las expresiones faciales excesivas, la dieta inadecuada.

Todos estos factores aceleran el proceso normal de envejecimiento de la piel resaltando las arrugas. Vamos a profundizar en el tema, viendo en detalle las causas, cuáles son los consejos para la prevención y la alimentación adecuada, pero también qué remedios naturales se pueden adoptar.

¿Qué son las arrugas?

En las pieles más secas, poco hidratadas y escasamente elásticas, en mujeres y hombres que ya no son jóvenes, pueden aparecer imperfecciones cutáneas que toman el nombre de arrugas. Estos son causados principalmente por:

  • factores hereditarios;
  • factores ambientales;
  • los malos hábitos: como el tabaquismo, la exposición excesiva a la luz solar o artificial y el uso de productos químicos demasiado agresivos para el PH de la piel.

Como cualquier aspecto relacionado con el avance de la edad que se manifiesta en nuestro cuerpo, las arrugas deben considerarse un fenómeno totalmente natural debido al envejecimiento de la piel.

Principales causas de las arrugas

La principal causa que provoca las arrugas se debe a la estructura de la piel, ya que con el avance de la edad y luego con la exposición a factores ambientales, la piel disminuye la actividad de sus células, que se dañan provocando la pérdida de elasticidad, tono e hidratación.

Las fibras elásticas y el colágeno presentes en la piel se vuelven más finas, lo que provoca una flacidez de la piel y una menor producción de sebo, que tiende a hacer que la piel se deshidrate y se reseque. Con el paso del tiempo, la cantidad de melanina producida también disminuye, haciendo que la piel sea más sensible a la radiación ultravioleta y favoreciendo así el envejecimiento de la piel.

Tipos de arrugas

Pueden aparecer diferentes tipos de arrugas en el rostro tanto de las mujeres como de los hombres:

  • Arrugas de expresión: desde una edad temprana, pueden aparecer en el rostro debido a la contracción de los músculos utilizados para expresar las emociones, incluso de forma inconsciente, y tienden con el paso del tiempo a disminuir y a veces a acentuarse;
  • Arrugas frontales y perioculares, las llamadas «patas de gallo»;
  • Arrugas alrededor de los ojos y los labios;
  • Arrugas del sueño: se crean en la piel como consecuencia de determinadas posiciones adoptadas durante el descanso nocturno. Desaparecen al despertar, pero tienden a permanecer en el tiempo;
  • Arrugas gravitacionales: están causadas por la acción de la gravedad sobre la piel;
  • Arrugas actínicas: están causadas por la exposición a los rayos UV del sol o a los rayos artificiales, como las lámparas de bronceado.

Directrices dietéticas

La nutrición puede hacer mucho por el bienestar de la piel. Los alimentos que debes incluir en tu dieta para combatir la aparición de arrugas son

  • frutas y verduras frescas: que garantizan el consumo adecuado de vitaminas, antioxidantes y minerales útiles para la hidratación de la piel como los cítricos, las fresas, la piña, las manzanas, las uvas;
  • Pescado azul, aceites vegetales, semillas de chía, kiwi, frutos secos y arándanos: ricos en omega 3 y 6;
  • trigo sarraceno, sésamo, soja, aceitunas;
  • vino tinto;
  • legumbres secas.

En cambio, los alimentos que hay que evitar son los que tienen un alto contenido de azúcar. Limitar el consumo de carne y productos lácteos que pueden favorecer la aparición de arrugas.

Consejos útiles

No existe una serie de reglas o un manual a seguir para prevenir la aparición de arrugas, aunque ciertamente sería muy apreciado por las mujeres. Basta con seguir algunos pequeños trucos para mejorar la calidad de vida y quizás, con una pizca de buena voluntad, cambiar los malos hábitos que pueden perjudicar el estilo de vida y el bienestar de nuestro cuerpo. Por lo tanto, sería conveniente

  • Evitar cualquier exceso o abuso tanto en la dieta como en la ingesta de alcohol;
  • Limitar (o suprimir) el consumo de cigarrillos;
  • Limitar la exposición a los rayos UV;
  • Presta atención a los productos que te aplicas en la cara, ya sean cremas o productos de maquillaje;
  • Seguir una dieta equilibrada que no le haga perder y ganar peso con frecuencia, ya que estos desequilibrios favorecen la pérdida de elasticidad de la piel;
  • Utilizar productos (jabones y detergentes) que respeten el PH de la piel sin alterarlo ni dañarlo;
  • No se someta a tratamientos antiarrugas durante el embarazo o la lactancia.

Remedios naturales

Contra las arrugas existen excelentes remedios naturales populares con una eficacia indiscutible. Para combatir las arrugas de la frente, el contorno de los ojos, los labios y el cuello se puede utilizar:

  • Aceite de argán: que bloquea la acción de los radicales libres, oxigena y da elasticidad a la piel;
  • Aceite de jojoba: se utiliza en tratamientos para el contorno de ojos y las arrugas del cuello;
  • Baba de caracol: es un calmante y cicatrizante natural, además de antioxidante y favorece la producción de colágeno;
  • Aceite de rosa mosqueta: se utiliza en cremas para nutrir la piel;
  • Aceite de oliva: con acción emoliente, tonificante y elastizante;
  • Clara de huevo: rica en proteínas, sales minerales y vitaminas con efecto tonificante para el contorno de ojos y la zona de la frente. Basta con pasar un poco de clara de huevo sobre las arrugas, esperar unos minutos antes de retirarla, para obtener efectos beneficiosos;
  • Plátanos: ricos en vitamina C, B6 que hacen que la piel esté elástica y bien hidratada. También puedes añadir miel y zumo de limón para suavizar la piel;
  • Acido hialurónico: ingrediente presente en muchas cremas naturales para el rostro y el escote;
  • Aceite de baobab: hidrata y nutre la piel. Excelente también en caso de inflamaciones de la piel;
  • Plantas oficinales como la onagra y la verdolaga: la primera es adecuada para las arrugas del contorno de los labios y la segunda para las arrugas del contorno de los ojos.
Recomendamos la crema antiedad Bioretin para luchar con éxito contra las arrugas. El éxito comercial de la crema se debe al aceite de argán y al ácido hialurónico. Para saber más, pulse aquí.