Psoriasis: signos y sintomas, causas, tratamientos y recomendaciones dietéticas

La psoriasis es una enfermedad de la piel caracterizada por un estado inflamatorio crónico o recidivante. La psoriasis es conocida por la sensación de picor que provoca y resulta ser una enfermedad bastante extendida entre la población. La enfermedad se asocia a menudo con un mayor riesgo de ictus, infarto de miocardio y enfermedades cardiovasculares. Así que vamos a repasar todos los síntomas, las causas, los tratamientos y la dieta recomendada.

Características y antecedentes de la enfermedad

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica o recidivante, especialmente molesta y con tendencia a un intenso picor. Según diversas teorías, la psoriasis se menciona y conoce desde la antigüedad, y se encuentra en los códices asirio-babilónicos.

Hacia finales del siglo XVIII, la psoriasis recibió el nombre de «liebre de Willan», tras su diferenciación de otras enfermedades de la piel por los dermatólogos ingleses Robert Willan y Thomas Bateman. El dermatólogo austriaco Ferdinand von Hebra dio el nombre definitivo en 1841. Al principio del descubrimiento de la psoriasis, los tratamientos aplicados resultaron ser muy tóxicos y de dudosa validez, a menudo utilizando mercurio.

La etiología de la enfermedad sigue siendo desconocida, aunque los datos registrados apuntan a un origen polifactorial. Las teorías sobre la etiología de la psoriasis se centran en el crecimiento y la producción excesiva de células, o como un trastorno de origen inmunológico. La confirmación de la teoría inmunológica se encuentra en la respuesta de varios fármacos inmunopresores en el tratamiento de las placas psoriásicas.

La psoriasis también se asocia a un tipo de enfermedad idiosincrásica, estrechamente relacionada con la ausencia de una razón desencadenante. Muy a menudo la enfermedad está asociada a causas como el estrés, las lesiones o los traumatismos en la piel, pero también a la infección estreptocócica.

Desencadenantes de la psoriasis

La psoriasis puede estar causada por factores desencadenantes como el estrés, los traumatismos, las lesiones cutáneas y las infecciones. En concreto, la enfermedad puede originarse como consecuencia de:

  • Traumatismo local (también llamado fenómeno de Koebner, donde hay una psoriasis en placa);
  • Quemaduras solares (caracterizadas por una psoriasis en placas o pustulosa);
  • Irritación de la piel (caracterizada por la psoriasis en placas);
  • Infecciones cutáneas (cándida, viremia, Staphylococcus aureus, especies de Streptococcus, infecciones de las vías respiratorias, Malassezia ovalis, VIH);
  • Factores genéticos;
  • Estrés;
  • Obesidad;
  • Hipocalcemia;
  • Cambios estacionales y estrés;
  • Xerosis;
  • Consumo excesivo de alcohol;
  • Clima;
  • Factores psicosomáticos;
  • Reacciones alérgicas a los tratamientos farmacológicos.

Complicaciones

La psoriasis, dependiendo de su extensión y clasificación, provoca diversas complicaciones a nivel emocional, a menudo responsables de estrés, estados depresivos, disminución de la autoestima y problemas a nivel social. Los sujetos afectados por tienen un mayor riesgo de contraer diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Tratamientos y terapias farmacológicas

La psoriasis requiere una nutrición adecuada, un estilo de vida saludable y una actividad física constante. En la mayoría de los casos, se prescriben medicamentos tópicos, fototerapia, medicamentos orales o intravenosos para intentar aliviar el enrojecimiento, el picor y el dolor. Para la prevención, es aconsejable mantener el peso bajo control, evitando el abuso del alcohol, el tabaquismo y un estilo de vida excesivamente sedentario, la ingesta excesiva de grasas animales.

Recomendamos la crema Sanidex para el tratamiento exitoso de la psoriasis. Ya ha ayudado a miles de personas con psoriasis a deshacerse del problema. Para saber más, pulse aquí.

Dieta recomendada

El tratamiento menos invasivo para la psoriasis es cambiar la dieta. Muchos estudios recomiendan una dieta vegana o vegetariana, optando por alimentos sin gluten, que a menudo pueden mejorar los síntomas. Hay que reducir la ingesta de grasas animales.

La dieta mediterránea también es especialmente adecuada para combatir y prevenir la psoriasis, con una cuidadosa evaluación de los nutrientes y las calorías. Los alimentos recomendados son los basados en la vitamina A, la vitamina C, la vitamina E, el hierro, el manganeso, el cobre, el magnesio, el zinc y el selenio. El pescado rico en Omega 3 también es preferible en caso de psoriasis, los cereales integrales, las frutas, las verduras, las legumbres, el aceite de oliva virgen extra como fuente de grasa para aderezar.

Remedios naturales para combatir la psoriasis

Para combatir los síntomas relacionados con la psoriasis también se pueden utilizar algunos remedios naturales. Se pueden elaborar cremas, lociones y compresas con Aloe Vera, propóleo, pomelo, aceite de macadamia, aceite de jojoba, cremas ricas en vitamina E, escualeno, ácido salicílico, bardana, piña, centella asiática, óxido de zinc, hierba de San Juan, vitamina D y derivados, medicamentos biológicos.

Las lesiones causadas por la psoriasis pueden cubrirse con vendajes oclusivos tras la medicación. A nivel psicofísico, las técnicas de relajación también pueden utilizarse para combatir el picor y el dolor. Las lesiones deben limpiarse e higienizarse diariamente con detergentes suaves, preferiblemente con una formulación natural.

Para prevenir la psoriasis, se pueden aplicar constantemente cremas emolientes, que también están indicadas en ausencia de síntomas, en pieles sensibles y propensas a la irritación. El tratamiento psicológico, con terapias personalizadas según cada caso, es necesario para convivir con la enfermedad, que a menudo puede comprometer las relaciones sociales y la autoestima. En el caso de la psoriasis, la elección de los tejidos de la ropa también es fundamental, procurando evitar los tejidos sintéticos y viscosos, que corren el riesgo de irritar la piel inflamada.