Tensión arterial baja: síntomas, remedios, tratamientos

Tensión arterial baja implica una disminución general de los valores de la presión arterial y también se denomina, en el ámbito médico, con el término hipotensión. La presión arterial baja se clasifica dentro de los valores mínimos entre 90 y 60 mmHg y es un fenómeno bastante extendido entre la población. A diferencia de la hipertensión, o niveles altos de presión arterial, la hipotensión no resulta peligrosa para el corazón y el sistema circulatorio.

Profundicemos en cuáles son los síntomas, los remedios y los mejores tratamientos para la presión arterial baja, centrándonos también en la dieta correcta a seguir.

Tensión arterial baja: síntomas y valores

La presión arterial baja presenta una serie de síntomas que pueden ser reconocidos incluso por personas que nunca han sufrido este trastorno. Los síntomas son: mareos, desmayos, zumbidos en los oídos, visión borrosa, dificultad para concentrarse, agotamiento, dolores de cabeza, somnolencia excesiva, mareos.

Los síntomas pueden aparecer de forma crónica o esporádica. El descenso repentino de los valores de la presión arterial puede producirse especialmente en verano, como consecuencia del aumento de las temperaturas o en presencia de una falta de azúcar. Al cambiar de posición bruscamente (por ejemplo, al realizar movimientos rápidos de estar sentado a ponerse de pie) la presión arterial puede sufrir un descenso repentino y también puede ir acompañado de desmayos, en casos graves.

La hipotensión crónica incluye síntomas más difíciles de reconocer, como el cansancio generalizado y persistente que, al ser un síntoma bastante extendido, a veces puede no relacionarse con esta patología, por lo que no se garantiza un diagnóstico correcto e inmediato.

Como ya se ha mencionado, la presión arterial baja, a pesar de los síntomas descritos, no es una de las patologías peligrosas para la salud cardiovascular, y a veces también es una indicación de un buen funcionamiento del corazón. La presión arterial se clasifica como baja cuando los niveles mínimos alcanzan valores entre 90 y 60 mmHg.

Causas de la presión arterial baja

La presión arterial baja puede tener varias causas y factores desencadenantes, en primer lugar una predisposición hereditaria y una dieta incorrecta o insuficiente desde el punto de vista nutricional. Otras causas son:

  • Deshidratación;
  • Taquicardia;
  • Arritmia;
  • Diabetes;
  • Anemia;
  • Sangrado;
  • Disfunción tiroidea;
  • Disentería;
  • Alergias;
  • Deficiencia de vitaminas;
  • Reacciones a los tratamientos farmacológicos;
  • Reacción al clima y al microclima,

¿Cómo medir la presión arterial y cuáles son los mejores aparatos?

La presión arterial puede medirse con total sencillez y autonomía incluso en casa. Mantener los valores de la tensión arterial bajo control suele ser necesario para la salud del organismo, no sólo para comprobar si se tiene la tensión baja, sino sobre todo para quienes padecen enfermedades específicas como la hipertensión.

Instrumentación necesaria

Para medir la presión arterial con total autonomía basta con adquirir un dispositivo electrónico portátil que generalmente se introduce en el brazo y calcula automáticamente los valores de la presión. A la hora de elegir un nuevo dispositivo es importante que el modelo esté certificado por al menos una de estas sociedades: British and Irish Hypertension Society (BIHS), Association for the Improvement of Medical Instrumentation (AAMI), International Hypertension Protocol (ESH), que son las responsables de su validación clínica a nivel internacional.

Los mejores tensiómetros

Quienes se acercan por primera vez a la compra de un tensiómetro eléctrico y portátil pueden encontrarse confundidos ante la amplia oferta de marcas y dispositivos en tiendas online como Amazon, pero también dentro de tiendas físicas especializadas como las farmacias. En este caso es importante centrarse en las características y la calidad técnica de cada producto, entre los mejores hemos identificado los siguientes:

  • Tensiómetro de brazo Annsky es un tensiómetro electrónico de brazo, que funciona con 4 pilas AA, almacena hasta 198 conjuntos de datos y dispone de un funcionamiento de lectura automática; con botón ON/OFF, con un año de garantía.
  • Tensiómetro OMRON M7 Intelli IT cuenta con la tecnología Intelli Wrap Cuff para la medición en cualquier parte del brazo. Y la aplicación Omron Connect para dispositivos móviles iPhone y Android. El tensiómetro calcula la media de las últimas mediciones realizadas, almacena hasta 100 valores para los datos de dos usuarios e integra un sensor para detectar irregularidades en los latidos del corazón y otro para la correcta colocación del manguito.
  • Automático tensiómetro Laica BM2301 integra una operación de brazo y almacena hasta 120 memorias totales; para hasta 4 usuarios, y está equipado con una pantalla LCD. Para su correcto funcionamiento requiere 4 pilas alcalinas AA incluidas en el paquete de compra.

Tensión arterial baja: remedios y tratamientos

¿Cuáles son los posibles remedios y tratamientos para combatir los síntomas de la hipotensión? En caso de cambios bruscos de temperatura pueden resultar útiles los clásicos consejos de la abuela. Por ejemplo, beber un vaso de agua y azúcar a veces es suficiente para restablecer los valores de presión con efecto inmediato. En presencia de mareos o desmayos; es aconsejable tumbarse y mantener las piernas levantadas, lo que permite la mejor circulación posible de la sangre; que así puede llegar más fácilmente al corazón y al cerebro.

En el caso de la presión arterial baja crónica es esencial seguir algunos pasos, que deben seguirse diariamente, como:

  • Beber mucha agua rica en sales minerales;
  • Comiendo un poco de regaliz de vez en cuando;
  • Seguir una dieta adecuada integrando los frutos secos.

En caso de que la presión baje como consecuencia de la pérdida de líquidos por la actividad física, el consejo es reponer los minerales perdidos con suplementos a base de potasio y magnesio o consumir bebidas o alimentos que tengan concentraciones ricas como albaricoques secos, uvas, espinacas, patatas y judías.