Vitamina C: para qué sirve, cómo actúa, beneficios, qué alimentos contiene, contraindicaciones

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es una sustancia esencial para el organismo, responsable del crecimiento de los tejidos y las células. La vitamina C es un micronutriente que no puede ser almacenado por el organismo, por lo que debe tomarse a través de los alimentos o de suplementos específicos.

Al tratarse de una vitamina hidrosoluble, el organismo tiende a eliminar la vitamina C a través de la orina, pero integrando la dosis adecuada se pueden obtener numerosas ventajas. Veamos con más detalle todas las características, en qué alimentos se encuentra y las posibles contraindicaciones.

Vitamina C: para qué sirve y cómo funciona

La vitamina C desempeña varias funciones importantes en el organismo. Este micronutriente favorece el correcto desarrollo de las células y los tejidos, pero entre las funciones más famosas se encuentra especialmente su posible acción contra los radicales libres. De hecho, la vitamina C es rica en antioxidantes que pueden ayudar a combatir el envejecimiento celular prematuro.

El principio activo de suele integrarse en diversos complementos alimenticios, productos cosméticos y tratamientos farmacológicos. La ingesta de vitamina C debe garantizarse al organismo cada día, especialmente reponiendo las cantidades eliminadas a través de la orina.

Niveles de ingesta y beneficios

Según lo establecido por la Sociedad Español de Nutrición Humana (SINU), los niveles de ingesta diaria de vitamina C deben corresponder a:

  • 105 mg al día para los hombres
  • 85 mg al día para las mujeres
  • 100 mg al día para las mujeres embarazadas
  • 130 mg al día para las mujeres durante la fase de lactancia
  • 35 mg al día para niños de 1 a 3 años
  • 45 mg al día para niños de 4 a 6 años
  • 60 mg al día para niños de 7 a 10 años
  • 90 mg al día para los niños y 80 mg al día para las niñas para los niños de 11 a 14 años
  • 105 mg al día para los chicos y 85 mg al día para las chicas para los niños de 15 a 17 años.

La vitamina C desempeña sobre todo una posible acción antioxidante contra el envejecimiento celular y los radicales libres. Sus propiedades también pueden ayudar a favorecer la correcta absorción del hierro, especialmente el procedente de las plantas. Puede ayudar a promover la producción de colágeno, promover y la curación de las heridas y su curación, ayudar a mantener los huesos sanos, los dientes y el cartílago para contrarrestar las infecciones.

Vitamina C: en qué alimentos se encuentra

Puedes obtener la vitamina a través de:

  • cítricos,
  • piña,
  • fresas,
  • cerezas,
  • kiwi,
  • lechuga,
  • espinacas,
  • achicoria,
  • brócoli,
  • col,
  • coliflor,
  • nabos,
  • pimientos,
  • tomates,
  • patatas.

Deficiencia de vitamina C

La carencia de vitaminaC resulta especialmente peligrosa para la salud del organismo. Los niveles de ingesta por debajo de las necesidades diarias pueden perjudicar la cicatrización de las heridas, aumentar el estado de los hematomas de la piel y las infecciones. Otros riesgos son las hemorragias nasales, el debilitamiento del esmalte dental, la inflamación de las articulaciones y la sequedad del cabello. Una deficiencia de vitamina C también puede causar escorbuto.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones resultan ser prácticamente nulas, ya que el organismo tiende a no acumular sobredosis. Las únicas molestias asociadas a una ingesta mayor de vitaminaC, más de 2 mg al día, son la disentería y el dolor de estómago.